Inicio   Prevención   Diagnóstico   Tratamiento   Vida diaria 
 

Imprimir está página

Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí.

Terapias implantables

Administración de fármacos por vía intratecal
Neuroestimulación

Administración de fármacos por vía intratecal
El objetivo de la administración de fármacos por vía intratecal es reducir el dolor administrando analgésicos en el espacio que rodea la médula espinal (espacio intratecal). Como con este tratamiento se administran analgésicos directamente en los receptores situados en la médula espinal, bastan dosis pequeñas de medicación para aliviar el dolor.

El sistema consta de una bomba y un catéter que se colocan bajo la piel mediante cirugía. La bomba se implanta en la región abdominal, justo por encima o por debajo de la cintura. Un tubo fino y flexible, denominado catéter, se conecta a la bomba y se coloca bajo la piel hasta el lugar donde se tiene que administrar la medicación. La bomba libera la medicación a una velocidad programada, y la medicación fluye desde la bomba, a través del catéter, hasta el lugar de administración en el espacio intratecal.

Las personas con ciertos tipos de dolor crónico pueden ser candidatas al tratamiento con administración de fármacos por vía intratecal.

Para determinar si la administración de fármacos por vía intratecal es adecuada o no para un paciente con dolor crónico se utilizan los siguientes criterios:

  • Tratamientos más conservadores no han conseguido aliviar satisfactoriamente el dolor
  • Hay una patología observable asociada al dolor
  • No está indicado realizar más cirugía convencional.
  • No existen adicciones graves no tratadas para los fármacos usados para su dolor.
  • Se han recibido los resultados de la evaluación psicológica y la aprobación para el implante.
  • No existen aspectos médicos que puedan constituir un problema para realizar la cirugía.
  • El test de selección ha sido satisfactorio.

Administración de fármacos por vía intratecal (AFI)

La bomba se implanta mediante una operación que puede requerir una breve hospitalización.

  • Antes de la intervención, usted y su médico decidirán el lugar que le resulta más cómodo para colocar la bomba.
  • Su cirujano formará un bolsillo bajo la piel de tamaño suficiente para que quepa la bomba. Esta incisión habitualmente se hace en la zona inferior del abdomen.
  • Se hace otra incisión por encima de la zona donde se colocará un extremo del catéter.
  • Una vez colocados en su sitio la bomba y el catéter, las incisiones se cierran y termina la operación.

En general, la AFI está indicada para:
  • Dolor crónico e intratable de origen maligno o no maligno.
  • Dolor nociceptivo o mixto.
  • Patrones de dolor estables o cambiantes.

Además, la AFI puede estar indicada en pacientes con dolor intratable de origen no maligno que no responde a otros tratamientos, en pacientes que han sido sometidos a una prueba de neuroestimulación sin éxito o en pacientes que presentan efectos adversos intolerables con el tratamiento con opiáceos sistémicos.

Trastorno
Causas y características
Dolor crónico de espalda o de piernas asociado al Síndrome de Síndrome Post-laminectomía (SPL), especialmente cuando el dolor es predominantemente nociceptivo*
  • Un término amplio usado para describir el dolor persistente y discapacitante en las piernas, la región lumbar o ambos lugares que se declara tras una o varias operaciones de cirugía reparadora de la columna.

  • El dolor por SPL de origen principalmente nociceptivo es la indicación más frecuente para la AFI.

Síndromes de dolor regional complejo (SDRC)
  • Los SDRC engloban varios estados de dolor que pueden ser secundarios a una lesión.

  • Los SDRC con dolor nociceptivo difuso y la distonía asociada a SDRC son las indicaciones más frecuentes para la AFI.

  • Los SDRC en los que la neuroestimulación no ha tenido éxito también pueden ser indicaciones para la AFI.

Causalgia (SDRC II)
  • Dolor quemante muy molesto en una extremidad en la que se ha producido una lesión parcial de los nervios sensoriales simpáticos y somáticos.

Cáncer
  • Cualquier tumor maligno debido a la división anormal o incontrolada de células que luego invaden y destruyen los tejidos circundantes.
Pancreatitis
  • Enfermedad inflamatoria del páncreas que destruye de forma progresiva y permanente el tejido pancreático.

  • Causa dolor abdominal crónico, que habitualmente es de naturaleza punzante y quemante.
Osteoartritis
  • Enfermedad del cartílago de las articulaciones asociada a alteraciones secundarias del hueso subyacente, que puede causar dolor y deteriorar la función de la articulación afectada.

  • Puede deberse a traumatismo y la padecen sobre todo las personas que han sobrepasado la mitad de la vida.

  • Habitualmente se produce en las caderas, las rodillas y las articulaciones de los pulgares.

Poliartritis
  • Enfermedad reumática que afecta a varias o muchas articulaciones, simultáneamente o de forma secuencial.

  • Causa dolor, rigidez, hinchazón, sensibilidad al tacto y pérdida funcional.

Osteoporosis
  • Pérdida de tejido óseo que hace que los huesos sean frágiles y vulnerables a fracturas.

  • El dolor crónico en la osteoporosis está causado habitualmente por fracturas.

  • Las fracturas óseas más frecuentes son las de cadera, muñeca y vértebras (fracturas por compresión).

Coccigodinia**
  • Se caracteriza por dolor en el segmento inferior de la columna vertebral que irradia al sacro inferior y al perineo.

  • El trastorno se produce habitualmente tras una caída en la que el paciente cae sobre el cóccix.

Estenosis espinal
  • Estrechamiento de los espacios existentes en la columna vertebral que produce una presión sobre la médula espinal, sobre las raíces nerviosas o sobre ambas.

  • La presión sobre la parte inferior de la médula espinal o sobre las raíces nerviosas que salen de esa zona puede producir dolor o entumecimiento en las piernas.

  • La presión sobre la parte superior de la médula espinal (cuello) produce síntomas similares en los hombros.
* El dolor por SPL que es principalmente nociceptivo responde a la AFI. Sin embargo, como la mayoría del dolor por SPL tiene componentes nociceptivos y neuropáticos, puede tratarse de forma eficaz con la neuroestimulación o con la AFI.

** La neuroestimulación en la que se utiliza estimulación de la médula espinal retrógada también se usa en esta indicación

Como la bomba y el catéter se colocan mediante una intervención quirúrgica, hay riesgos derivados de la cirugía, por ejemplo infección.

Otras posibles complicaciones de la cirugía son hemorragias, dolor y molestias alrededor del lugar del implante y acumulación de sangre (conocida como "hematoma") o líquido (conocida como "seroma") en el bolsillo donde se ha implantado la bomba.

Efectos adversos relacionados con la cirugía y los tratamientos farmacológicos

Además de las complicaciones de la cirugía, el paciente puede sufrir efectos secundarios a los fármacos, entre los que se incluyen:

  • Síntomas de sobredosificación
  • Síntomas de infradosificación

Hable con su médico sobre los posibles efectos secundarios y las complicaciones asociados con la medicación y la intervención quirúrgica.


Si sufre dolor crónico, hable de las opciones de tratamiento con su médico o concierte una cita en una unidad de dolor de su localidad

Última actualización: 17.9.2004



Medtronic Ibérica ofrece este sitio web
y su contenido exclusivamente para fines de información general.

¿Quiénes somos? - Condiciones de uso - Declaración de privacidad - Código de ética
Administrador de la página web: webmaster.europe@medtronic.com