Inicio   Prevención   Diagnóstico   Tratamiento   Vida diaria 
 

Imprimir está página

Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí.

Hable con su médico

Separe el mito de la realidad

Nadie conoce tan bien su dolor como usted. En realidad, usted es la única persona que puede decir si su tratamiento actual es eficaz para controlar el dolor. Por esta razón es importante que hable con su médico, con su enfermera y con sus familiares cuando el tratamiento para el dolor no le proporcione un alivio satisfactorio.

Sea sincero y hable abiertamente sobre su dolor. Lleve un diario y anote todos los días su experiencia con el dolor. Hacerlo le ayudará a recordar detalles importantes cuando hable con el médico. Para dominar el dolor, tiene que hablar sobre él abiertamente y con sinceridad.

Muchas personas no intentan aliviar el dolor o ni siquiera le dicen al médico que lo sienten. A menudo no dicen nada porque tienen una idea errónea de la naturaleza del dolor crónico o tienen miedos injustificados al tratamiento:

"Me convertiré en adicto a los analgésicos"

La investigación médica ha demostrado que, cuando se toman correctamente, los analgésicos pueden aliviar el dolor sin crear adicción.

"Si mi tratamiento actual no puede controlar el dolor, tendré que aprender a soportarlo"

Esto no siempre es cierto. Sea sincero acerca de su dolor y de cómo afecta a su vida. Pregunte a su médico por los tratamientos para el dolor conocidos y adecuados para usted. A menudo, si un tratamiento no es eficaz para controlar el dolor, otro sí puede serlo. Asimismo, muchos efectos secundarios debidos a los tratamientos del dolor pueden resolverse o evitarse.

"La gente creerá que soy débil porque necesito ayuda para controlar el dolor"

Algunas personas creen que vivir con dolor es signo de fortaleza, y que buscar ayuda denota debilidad. No permita que estos mitos le impidan hablar con su médico y otros profesionales para aliviar el dolor. Puede obtener ayuda y aliviar el dolor, pero sólo si está dispuesto a hablar de él.

No tiene que vivir con un dolor crónico intenso

Si el tratamiento actual del dolor no le proporciona un alivio suficiente o si le produce efectos secundarios molestos que afectan a sus actividades diarias o a su calidad de vida, hable con su médico. Puede ajustar la dosis de la medicación, prescribirle otra que tenga menos efectos secundarios u ofrecerle otras opciones.

Si esto no soluciona el problema, el médico puede remitirle a un especialista en dolor o a una unidad del dolor. En los últimos años se han creado unidades del dolor para satisfacer específicamente las necesidades de las personas que sufren de dolor crónico. En estas unidades trabajan profesionales médicos con conocimientos especializados de los problemas de las personas con dolor intenso intratable.

Algunas unidades del dolor ofrecen un tratamiento coordinado por un equipo de profesionales sanitarios formado por fisioterapeutas, enfermeras, consejeros y psicólogos, además de los médicos. Este enfoque multidisciplinar ha evolucionado, porque cada vez está más claro que el dolor crónico tiene un efecto negativo muy importante sobre numerosos aspectos de la vida. En estas circunstancias, la combinación de tratamientos suele ser la forma más eficaz para mejorar el bienestar.


Si sufre dolor crónico, hable de las opciones de tratamiento con su médico o concierte una cita en una unidad de dolor de su localidad

Última actualización: 17.9.2004



Medtronic Ibérica ofrece este sitio web
y su contenido exclusivamente para fines de información general.

¿Quiénes somos? - Condiciones de uso - Declaración de privacidad - Código de ética
Administrador de la página web: webmaster.europe@medtronic.com