Inicio   Prevención   Diagnóstico   Tratamiento   Vida diaria 
 

Imprimir está página

Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí.

Otros tratamientos

La fisioterapia (tratamiento físico)
La fisioterapia (tratamiento físico) puede ser pasiva o activa. Las terapias pasivas, como los masajes y la aplicación de calor y frío, habitualmente son eficaces para aliviar el dolor sólo en las primeras dos a cuatro semanas después de una lesión. Los pacientes típicamente hacen fisioterapia activa, como ejercicios y corrección de la postura y de la marcha, durante un máximo de 12 semanas. Estos tratamientos alivian el dolor crónico al fortalecer o reacondicionar los músculos para poder moverlos de forma más normal.

La fisioterapia puede mejorar la amplitud de movimientos, que se reduce por la inactividad prolongada debida al dolor.

Una articulación puede hacer diversos movimientos que están limitados por su estructura. Estos movimientos constituyen la amplitud de movimientos de dicha articulación.

Los ejercicios de amplitud de movimientos consisten en la movilización suave de una articulación a lo largo de su amplitud normal de movimientos. Ayudan a evitar la rigidez articular. Los ejercicios de amplitud de movimientos no incluyen movimientos que causen estrés o produzcan una extensión excesiva de la articulación. Su médico o su fisioterapeuta le enseñarán a realizar ejercicios de amplitud de movimientos para que ejercite la articulación sin dañarla.

Ejemplos de la ayuda que puede prestar un fisioterapeuta:

  • Evaluación del movimiento, la fortaleza, la resistencia y otras capacidades físicas.
  • Evaluación de la influencia de una lesión o discapacidad sobre la capacidad funcional física.
  • Evaluación de la preparación física para el trabajo y los deportes.
  • Programación, planificación y formación para restaurar el movimiento y reducir el dolor.
  • Tratamiento individualizado de una lesión o discapacidad basado en el conocimiento científico, la evaluación exhaustiva del estado del paciente, los factores ambientales y el estilo de vida del paciente.

Quiropráctica y osteopatía
La quiropráctica es una terapia manual basada en la teoría de que muchos trastornos médicos (especialmente del sistema nervioso) son causados por subluxaciones vertebrales o por dislocaciones de la columna vertebral. La medicina quiropráctica surgió a finales del siglo XIX en Estados Unidos.

Los tratamientos quiroprácticos y osteopáticos habitualmente consisten en ajustar las articulaciones y los huesos de la columna vertebral de una persona haciendo movimientos de giro, tracción y presión. Algunos especialistas utilizan calor, estimulación eléctrica o ultrasonidos para relajar los músculos antes de hacer el ajuste espinal.

La quiropráctica a menudo se usa junto con otros tratamientos. No es una terapia adecuada para todas las personas.

Técnicas de relajación
Por otra parte, las técnicas de relajación ?como la biorretroalimentación, la meditación y el yoga? pueden ayudar a aliviar la tensión y el dolor que provoca. Hablar con especialistas sobre el dolor que padece y la forma en que afecta a su vida le ayudará y ayudará a sus familiares a sobrellevar mejor el dolor crónico. Los consejos también pueden ayudarle a afrontar sus sentimientos de forma más útil lo que también puede contribuir a aliviar el dolor.

Apoyo psicológico
El dolor crónico puede ser estresante, ya que afecta a las relaciones sociales y a la capacidad para trabajar o tomar parte en las actividades diarias. Por otra parte, usted, sus familiares y otras personas allegadas pueden aportar una mezcla única de sentimientos, expectativas, convicciones, elementos de la personalidad, experiencias, sistemas de apoyo y técnicas para resolver la situación.

Es posible que se le ofrezca apoyo psicológico como complemento del tratamiento del dolor.

Los psicólogos trabajan con los pacientes a muchos niveles en técnicas de relajación, confrontamiento de problemas, y técnicas de autocontrol. Formar parte de un grupo de apoyo también puede ayudarle a sobrellevar el dolor.


Si sufre dolor crónico, hable de las opciones de tratamiento con su médico o concierte una cita en una unidad de dolor de su localidad.

Última actualización: 17.9.2004



Medtronic Ibérica ofrece este sitio web
y su contenido exclusivamente para fines de información general.

¿Quiénes somos? - Condiciones de uso - Declaración de privacidad - Código de ética
Administrador de la página web: webmaster.europe@medtronic.com